Cuando no tengas nada que decir, no digas nada

Cuando no tengas nada que decir, no digas nada. Una palabra o frase de más con la intensión de persuadir a un cliente,  puede afectar tus argumentos. Además puede aplazar o en el peor de los casos detener una  compra,  ya que el cliente te analiza como asesor y cambia de decisión y propicia una despedida poco o nada agradable para el Asesor: “No me llames, yo te llamo”.

 

Tus silencios son tan valiosos como tus palabras. Es un tema que a algunos asesores les cuesta comprender, pues se quedaron con las  viejas prácticas mal llamadas “enredar al cliente”. Esto consiste en hablar tan rápido y de todo, sin una estructura, con mentiras y/o exageraciones y atribuciones que no le corresponden al producto o servicio y generan falsas expectativas en el cliente. Y dado que estas no se cumplieron a plenitud, el camino comercial de algunos asesores se tornó largo e incierto; por lo tanto, siempre tuvieron que buscar nuevos clientes y se dificultó llevar a flote sus metas.

Nada que decir

Cuando no tengas nada que decir, no digas nada. El silencio te hace persona, hablar de más a veces resta valor y asertividad a tus argumentos.

 

Cuando no tengas nada que decir, quizás tengas mucho que escuchar.  La respiración del cliente, su tono de voz, el volumen y la velocidad al hablar te peritirán conocer su estado emocional; serán aspectos que te ayudarán a tomar el control de la conversación e intervenir en la decisión de compra.

 

Tu actitud y conocimientos te darán distinción y éxito en tu gestión. Pues un buen nivel de cultura general y actualización en los sucesos, te pueden brindar argumentos que motiven al cliente y tendrás ni mucho, ni poco, ni nada. Tan solo tendrás las palabras indicadas en el momento indicado, para el producto o servicio indicado.

 

Así que lee, investiga, Usa la televisión para ver aquellos canales pagos que se identifiquen con tu producto; ejemplo, si estás en el área veterinaria bien te caerá Animal Planet. Si en su lugar es un producto o servicio para niños, porque no ver algun programa de cartoon network, discovery kids o los programas infantiles nacionales según la población objetivo y observar los gustos y preferencias de los niños, te hará mucho bien. Ver los canales de muñequitos, untarte del mundo infantil solo te ayudará a ser mejor ser humano y por supuesto mejor vendedor, añadirá características a tu psicología.

 

Investiga mas de tu producto, de tus clientes, de sus necesidades, ponte en sus zapatos enriquece la conversación y ofrece lo que necesitan.

Haz buen uso y aprovechamiento de las tecnologías para investigar, capacitarte y crecer de manera integral. Pues tu esencia como persona, influirá en el crecimiento en las demás áreas de tu vida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.